domingo, 10 de diciembre de 2017

Entrevista a Bernat Serrat (1ª parte)


Bernat Serrat nace en 1941. Fue un niño de posguerra del barrio de Sants. Empezó tarde a dedicarse de lleno al dibujo, hacia los 30 años, aunque la pasión la tenía desde siempre.
Bernat apostó en un momento dado por dejarlo todo y dedicarse al dibujo profesionalmente y a base de sudor lo consiguió. La suya es una vida de lucha y nunca mejor dicho, pues como veremos durante una época ejerció de boxeador.
Ha trabajado para España, Alemania, Francia e Inglaterra. En muchos de estos países por encargo y sin firma. Ha colaborado en míticas series de dibujos animados de nuestra infancia y largometrajes de animación. También en spots publicitarios animados. Luchó por llevar a cabo su propia serie de dibujos animados y casi lo consigue. Una serie divertida con valores didácticos y sin violencia. Bernat Serrat es una persona digna, un magnifico dibujante y un gran profesional que lleva muchos años ahí. Sus ilustraciones son una maravilla y es rápido captando la atmósfera y la vida del dibujo animado en cuestión. Es hora de descubrirlo:


ENTREVISTA A 
BERNAT SERRAT (1ª Parte)

  Diversas ilustraciones originales de diferentes epocas


-¿Cuales eran tus lecturas comiqueras de joven?
Me entusiasmaba FBI y Hazañas Bélicas de Boixar, y sobre todo las páginas finales de Jordi Longaron que era un dibujante muy suelto. El Cachorro también. Había una panoplia de dibujantes con los que me sentía muy identificado en cuanto a la acción. Cambiaba los tebeos con los amigos y acababan todos con las páginas llenas de rozaduras.
Mi licenciatura fueron tebeos. No tenía paciencia, me ponía en cualquier portal a leerlos con una pasión muy grande y esto generó mi vocación.

-¿Ya de joven querías ser dibujante?
Dibujaba en la calle con una simple tiza, hacia viñetas y cuadrículas en el mismo suelo. Los dueños de las tiendas de comestibles tipo lechería o taller de carpintería ya me daban dos reales si les dibujaba lo que me  pedían. También tengo que homenajear a mi abuelo que era zapatero pero dibujaba muy bien, al igual que mi tío que estuvo exiliado. Mi abuelo tenía libros de dibujantes como Bernet, Opisso, Gustavo Doré, y la afición también me viene de familia.


 Espectaculares ilustraciónes de Bernat de Don Quijote en homenaje a Gustavo Doré

-¿Has sido un dibujante a autodidacta?
Sí, con 25 años fui a La Massana y a una academia de Bellas Artes. Le guardo cariño porque el pintor que la dirigía me dijo que lo que yo quería aprender, la historieta, no se daba en las escuelas y me dio direcciones de dibujantes. Fui ver a Pueyo, incluso a Ibáñez. Pero casi todo lo hice en mi casa siendo mis profesores los autores de la historieta franco-belga como Franquin, Uderzo y Walthéry. Sí que aprendí en la academia el concepto de la perspectiva, las luces, pero mi dibujo tiraba ya a lo infantil. Cuándo iba a ver dibujantes de estilo serio me recomendaban ir por el camino de cómics tipo oeste, entones en boga, pero a mi no se me daban bien.

Antes de dedicarse al dibujo y del trabajo de sastre, Bernat tuvo varipintos trabajos: haciendo cajas de muertos, modelo de camisas, decargando maderas en el puerto, limando ejes de bastaco de trenes... Tal como se cita en la revista Sunday Comics 17: “aprendía que lo que decían los de comisiones obreras era bastante más verdad que el Evangelio.” Estas creencias le valieron una buena paliza, como bien narra su amigo Carlos Gímenez en Barrio en la historia titulada Bernardo. 


 El autor como modelo de camisas



-¿Empezaste tarde en el mundo de la animación y la historieta ¿Cuáles fueron tus primeros trabajos?
Yo trabajaba en una fabrica de confecciones de corte y diseño de señoras. Ayudaba a diseñar al modisto, pero me volvía loco allí. Tendría unos 26 años y me empecé a mover buscando dibujantes para que me orientaran y acabé en el estudio de Ortega que hacía trabajos para Alemania. Empecé a pasar a tinta trabajos del dibujante Jaume Mainou. El primer trabajo que me dieron fueron 4 páginas del Gato Félix. Más tarde ya tuve un guión de 12 páginas y pasé a ser ya dibujante de la plantilla del estudio. A los Alemanes de la Editorial Bastei les gustaba mi estilo y lo paradójico es que empecé con un personaje de mi creación y estuve como unos cuatro años con este personaje llamado MiniTrick, las aventuras de un cuervo, un loro y un conejito que se vendieron a bastantes países como Brasil, Bélgica y Holanda. Fue un inicio bastante espectacular. Al final quitaron estas páginas de su publicación para poner las de Ibáñez, autor en Bruguera, ya que las veían muy chispeantes y me acabaron dando guiones de otros dibujantes. MiniTrick fue uno de las pocas series de creación propia.




-En 1975 estuviste en aquella revista de humor reivindicativo que se llamada Butifarra.
Sí, colaboré con Alfonso López. Para mi fue un honor porque conocí gente como a Vaquero, Paco Mir, Soler, Max, Tha que me impresionaron con sus dibujos. Ellos me fueron vistiendo poco a poco. Hacía un dibujo semiserio caricaturizado. Dibujo realista solo hice una vez para una editorial francesa, un cuaderno de los apaisados sobre los crímenes de Jack el destripador. En mi vida lo he pasado peor (Risas). Aquello fue horroroso, me fui a documentar a al biblioteca. Mi dibujo era muy duro, tenía delante las viñetas de por ejemplo Alex Raymond, Milton Caniff, Alex Toth para ver como sombreaban y me volvía loco mirándolas, un pastiche increíble.


Aparte de historietas el autor protagonizó publicidad en cachondeo en la revista Butifarra


Butifarra Equipo. Bernat con su inseparable boina.



-En 1985 colaboras con comics Forum en la realizacion de la adaptacion española en colmic de la famosa serie de dibujos animados Dragones y Mazmorras. Cuentanos.
Me llamó el guionista Pérez Navarro que tenía un encargo pero que se tenía que hacer con cierta rapidez. Yo ya había colaborado anteriormente con algunos guiones suyos. El material original era los vídeos y la televisión. Me fijaba en las escenas y las dibujaba. En sus casa nos daba el guión y veíamos los dibujos animados. Me aportó una rapidez de acción. Era difícil porque no tenia facilidad para ese tipo de trabajo, pero de la virtud haces necesidad, y aprendí el impacto, el pronto, el captar rápido el movimiento y colocarlo. Y esto, la impronta, la rapidez y la retentiva me ha servido de mucho a lo largo de mi trayectoria profesional. Eran bocetos rápidos que luego pasaba a limpio aunque era un trabajo que no me gustaba, pero siempre he sido voluntarioso y pensé que eso me daría oportunidad de aprender en relación al trazo, la colocación de personajes...


Dragones y Mazmorras N º 5. Comics Forum. 
Se nota en el dibujo que fue semanal y con prisas. Abajo ilustraciones a posteriori donde se puede apreciar todo la fuerza del arte de Bernat disponiendo de tiempo:


-Trabajaste en la ultima etapa de la Editoria Bruguera realizando algunas portadas para Zipi y Zape. ¿Tuviste alguna serie mas o menos regular?
En la revista infantil Cole Cole el Capitán Tormenta. Un capitán de barco que  iba por los mares con un grumete pequeñito investigando en plan ecológico. Me gustó porque el guión era mío y me documentaba mucho sobre animales y el fondo del mar. Era un cómic de tipo didáctico. Estuve dibujándolo unos tres años. También hice algunas portadas. Otro personaje fue Queco, un niño repelente que daba vueltas por distintos pueblos de España y explicaba un poco sus características. Era ya cuando Bruguera esta muy mal y ni cobrábamos.

Serie central en el cómic Cole Cole. Historias divulgativas de la naturaleza. Como anécdota el barco en que se movían los protagonistas se llamaba Torrontero y estaba matriculado en Lekeito. A alguien de Bruguera le pareció que poner el nombre de una localidad al barco podría traer problemas y tuvo que eliminarlo.


Historieta en revista  Lily 1051 / 1982

-¿Guardas algún recuerdo de alguno de los míticos dibujantes de Bruguera?
A Raf lo conocí y era uno de mis ídolos. Años después trabaje con él. Jose Luis Moro de Estudios Moro de Madrid buscaba dibujantes e hicieron un casting y allí coincidimos. Los dos fuimos seleccionados para el largometraje de dibujos animados  Katy con presupuesto mexicano y de Miami. Buen sueldo, buena consideración. Trabajaba en la mesa al lado de Raf y me maravillaba verlo como hacía layauts y algún storyboard. Raf era un genio dibujando. Era tan rápido que él casi lo hacia todo y con el tiempo decidí dejarlo y volver a Barcelona, porque veía que me estaban pagando un sueldo muy elevado. Luego volví a coincidir con Raf en la revista Garibolo (Guai) y dibujé un personaje llamado Paco Samba, las tribulaciones de unos estudiantes, y también trabaje para Bichos que dirigía Vázquez. En Ediciones B hice cuentos troquelados en diferentes estilos, pero pagaban muy poco y tenía que hacer también el guión.. Y no me salía a cuenta. Yo soy vocacional, y es algo existencial que nace de dentro, de las frustraciones de la necesidad. La vocación no entiende de sentido común, ni de problemas de fijación o largo alcance. Es un trabajo este que hay que quererlo mucho y la rentabilidad era poca si no trabajabas para una gran editorial. Saltaba de un sitio a otro. Acabé trabajando también a través de Jordi Macabich para Inglaterra, en una serie de unas ardillas. Un trabajo muy digno.


 Guai nº 140 / 1989

Super Zipi y Zape nº 10 Ediciones B / 1987


SOBRE KATY:
Katy la película de dibujos animados en que colaboró Bernat Serrat fue de bastante resolución técnica aunque demasiado elemental y didáctica. Interesantes declaraciones sobre la película Katy de José Luis  y Santiago Moro en 1989. Extraídas del libro Cine de Animación en España de Maria Manzanera:
La segunda parte de Katy fue peor que la primera. La tuvimos que hacer cuando Méjico estaba con el crack económico, con muy poco dinero, en pésimas condiciones. No nos gustaba el guión y lo rechazamos, pero al final se hizo, aunque con grandes apuros.(..) Lo que piensa un niño de aquí es totalmente distinto de lo que puede pensar un niño de Méjico. Lo que aquí se consideraría un cuento ñoño del que se ríen los niños hoy en día, allí todavía funciona.
(…)Aquí no se puede hacer labor de equipo, el español es muy individualista y cuando se hace una película, si hay un ayudante que destaca un  poco ya quiere tener un estudio propio para ser el jefe. Me parece bien su ambición, pero generalmente les queda mucho que aprender.  En España hay una docena de pequeños estudios de animación cuando debían estar agrupados en dos o tres pero mucho mas potentes. Parece que lo único que le interesa es el divismo, divulgar su nombre. Después, como no les va bien, se van a trabajar con Inglaterra o Estados Unidos porque pagan mejor.
No hemos recibido ni un duro para Katy. Estas por ser infantiles las deberían tener con más razón.(…) La ley de coproduciones dice que no se puede dar dinero a priori,  sino a película ya terminada. Luego la junta ve la película y la juzga y te dice que como no es buena, no merece subvención. A veces hemos presentado proyectos para organismos oficiales y nos los han rechazado alegando que eran demasiado comerciales, que había que buscar temas con un contenido más serio, temas históricos. Aquí hay obsesión por mezclar en todo lo político y lo español.



 -Para Dinamarca y tambien Italia (revista Topolino) entraste en le  mundo de los cómics Disney. Aparte de ilustrar puzzles y posters.  ¿Fueron muchas historietas?¿Como fue la experiencia?
Fue difícil. En Disney Dinamarca era un sueldo fijo, estuve años, pero era un trabajo frustrate. Y no lo digo por rencor, pero las correcciones eran terribles. No querían que el dibujo tuviese una impronta tuya, un mínimo toque tuyo. Había una tal Gutembergs que ya murió, que era el que corregía. Solo decirte que este hombre cuando vino aquí un par de veces, llevaba una regla pequeñita y con ella media la distancia de los ojos y el tamaño de la nariz de Miki . No le podías decir que una acción del personaje distorsionaba estos elementos. Este señor era intocable, aunque con el tiempo lo desplazaron porque “acabó” con muchos dibujantes. Luego lo llevó un agente llamado Tello que pretendía emular las hazañas del otro. Era un dibujante muy mediocre que cuando dibujaba a Mickey Mouse usaba mucho la ampliadora y la calcadora, pero que supo colocarse bien ya que hablaba inglés. Me dio trabajo y me lo quitó después de dos cuadernos sin explicaciones. A mi me hizo mucho daño, y me creó un pequeño trauma pero seguí dibujando. Pero luego hice Mikis con la agencia Selecciones, con el mejor agente que he tenido que ha sido Miralles. Allí trabaje en diversos estilos. Era más el hecho de que cayeran bien, más que tu trabajo porque habia muchos dibujantes buenos.

 Diversas páginas Disney de Bernat Serrat

OTROS TRABAJOS Y CURIOSIDADES:

 Bernat ha ilustrado diversos cuentos Disney de peliculas emblematicas para diversos paises.


 Ilustró cientos de cuentos de todos los tipos


Bernat tambien tiene una vena de satira politica, religiosa, social con humor muy negro.

El autor desea mostrar estos muy antiguos dibujos 
que conserva de su tio y abuelo ( primera ilustración) 
y que le activaron la semilla de la pasión del dibujo

 Dedicatoria de Raf y Jose Luis Moro para el autor.

 


 
Trabajos de Bernat en 1995 Street Sharks

El autor habiendo trabajado en diferentes series de dibujos animados tiene arte en captar la esencia de muchos personajes animados que se propone. Estas magnificas ilustraciones así lo demuestran:

 
Retrato del autor realizado por el dibujante Adolfo Usero Entrevista realizada en noviembre 2017

Continuará