jueves, 1 de agosto de 2013

Entrevista a Raule, Raúl Anisa Arsís (2ª parte)


Un cómic de serie negra ambientado en el Raval de Barcelona. Un cómic que lleva el nombre de su protagonista Jazz Maynard. Un buen elenco de personajes, sus dos amigos de la infancia Teo y Judas, la hermana de Jazz, Laura, y la novia de esta, Lucía , una entrometida periodista, se mezclan con maestría con intrigas políticas, tipos con katanas, corrupción, los lazos familiares, el robo de una moneda llamada “Doble Águila”, el control de los bajos fondos...

Raule con una dedicatoria de Marcos Prior en el Salon del Cómic de Barcelona



¿Cómo nació Jazz Maynard (2007) vuestro personaje estrella que ya lleva 4 álbumes publicados? Por que no fue de la noche a la mañana su publicación.
Teníamos bocetos en que era todo más estilizado, más cartoon. Solo esos bocetos a lápiz con el trazo de Roger  ya eran alucinantes y con eso simplemente fuimos a Angouleme. No teníamos la historia, ni nada.
Hicimos cola en todas las editoriales y les gustaba pero nos decían: ¿Que más tenéis? con eso solo no vais a ningún sitio. La única que nos dejamos fue Dargaud por que tenía mucha cola y ya estábamos cansados. Y esa fue, justo la que tiempo después, nos contrató.
Al año siguiente, Jean David Morvan vino al Salón del Cómic de Barcelona por que siempre esta a la captura de nuevos valores para sus proyectos. Vio el cómic de Cabos Sueltos y habló con Jordi Coll para conocernos.
Roger no se lo creía y costo convencerle. En verdad solo querían al dibujante, en Francia no quieren guionistas para nada, lo de Blacksad era porque iba en un tandem y es así. No suelen  coger un guionista por que sí. Roger dijo que iba conmigo. Llevamos Cabos Sueltos y lo abrieron justo por la página que sabíamos que les iba a gustar y es algo que hicimos intencionadamente. El Danubio azul por que era rollo realista francés con mucho fondo. ¿Podéis hacer algo como esto? Sí, claro.
Hable con Roger no íbamos hacer otro Amores Muertos, la tristeza, la nostalgia..., para entrar en Francia con eso, les mola Asterix, XIII, Lucky Luke, ¡personajes! y nos acordamos de Jazz Maynard.
Nos sentamos los dos juntos y empezamos hablar. ¿Qué quieres que metamos? Jazz. No nos gusta a ninguno pero el rollo estético podía quedar bien, los lugares oscuros, el humo, dan mucho juego. La historia inicial de Jazz era otra.
 
La citada página de Cabos Sueltos
Viñetas de Jazz Maynard

-En Jazz Maynard los mossoss d´esquadra irrumpen en escena en pelotón como los agentes del inspector Lestrade de la serie animada de Sherlock Holmes. ¿Es un homenaje consciente o no tiene nada que ver?
¡Totalmente! Están en el coche todos apretujados. Yo pienso en Hayao Miyazaki, pero es que él lo cogió de los Keystone cops, aquellos policías del cine mudo que cuando giraba su coche en una curva se caían cuatro o cinco al suelo... Al principio en Jazz Maynard queríamos que fuese un poco futuro cercano, por eso Roger metía tuberías por todos los lados, esos coches demodé... Luego ya no lo mantuvimos por que podía ser perfectamente ahora y no añadía nada a la historia, pero si nos quedamos con ese traje retro de los polis. Hay muchas influencias en Jazz Manynard. Mucha gente decía que los Mossos no tienen ese traje o lo de los ninjas ¿porque? Pues por que quisimos que fuese así y para mucha gente fue un acierto.
Como anécdota te puedo contar que en un principio la historia no transcurría en Barcelona y que al final lo fuera fue un gran tino. Yo quería Marsella, un barrio del puerto, sus criminales, por acercarme más al publico Francés, pero Roger dijo ostia para la documentación es un follón, si quieres algo portuario tenemos el Raval aquí al lado. Hago unas fotos. Y fue el hallazgo de la serie. Gusto mucho. ¡Barcelona! ¡El Raval! Era muy exótico. Hasta los de Dargaud Benelux hicieron un tour con nosotros por el Raval cómic en mano. La marca Barcelona vende.

Son pequeñas casualidades. Tienes que tener un poquitín de talento y estar ahí, pero luego la casualidad no te la imaginas. Mucha suerte hubo en Jazz Maynard.

Polícias en acción
Los tres primeros álbumes de Maynard empiezan con un sonoro "hijo de puta"
   
-El personaje de Jazz físicamente recuerda a una mezcla del actor Adrien Brody, con personajes del 9º arte como  Spike Spiegel (cowboy Bebop), Lupin III y Corto Maltese.
Los primeros bocetos Jazz recordaban al cantante de Seguridad Social con una gran barbilla, gorra de chulapo del Raval. De quinqui. Solo conservó las patillas.


Portada del recopilatorio en blanco y negro con las tres primeras historias.

Portada del album nº 4

-Un faro, una isla casi desierta, misterio, enigma matemático, locura, todo esto y mucho más es La conjetura de Poincaré. Y es mucho más porque, entre otros, hay pasajes  de guerra y hasta del oeste. Un cómic que nació a petición del dibujante Josep Martín Saurí que te pidió que trabajaseis en un proyecto conjunto. La conjetura de Pointcaré es lo que presentaste.
Fue a raíz de que viese las historietas del Penthouse, las de Cabos Sueltos y Amores Muertos le encantó. Saurí consiguió contactar conmigo. Él había hecho el cómic La Odisea, son obras que están muy trabajadas pero en la Conjetura el dibujo es más tosco. Tampoco puedes hacer hoy día un estilo tan recargado por que te puedes tirar mil años y no te va a salir a cuenta. Yo le dije a Saurí que si el cómic no se publicaba en Francia prefería no publicarlo.


-¿No querías publicar en España este cómic?
Me da igual publicar en España. Nunca tengo en cuenta el mercado español, si luego se traduce, ok que guai, pero el dinero esta afuera. Allí se van a vender quince o veinte mil y aquí quinientos o tres mil. Maynard se ha vendido muy bien aquí, pero me da igual. Diábolo paga a Dargaud y yo recibo muy poquito de ellos. Quienes alguna vez me van a permitir vivir del cómic son los editores de Francia y Bélgica, así de claro.


-Según el propio Saurí el cómic tuvo altibajos en el proceso de la creación. ¿Cuáles fueron?
Saurí me dijo que hacia tiempo que no publicaba nada. Se enganchó a las comidas frikis que hacíamos y le empezó a picar otra vez el gusanillo del cómic. Él hacia storyboards de películas de animación, incluso de actor en algún corto, pero tenía olvidado el cómic y quería volver al medio conmigo. Como yo estaba con Maynard no podía hacerle un guión completo y le iba dando páginas muy poco a poco. Él incluso llego a pensar que no me interesaba nada este cómic, ni trabajar con él, cuando para mí era un honor trabajar con el maestro Saurí. A parte de artista, es un ejemplo como persona y ha conocido a autores que ni te imaginas, a todos.



Raule y Saurí en plena faena

-En el cómic hay un pasaje que transcurre en el oeste donde adaptas literalmente una novela de tu abuelo M. De Silva que fue un escritor de las populares y exitosas novelas de a duro, más conocidas como bolsilibros. ¿Lo de contador de historias ya te viene de familia?
Sí, pero no era conciente de ello. No lo he sabido desde siempre. Yo leía tebeos y supongo que me viene de ahí. Tener un abuelo que escribía novelas, cuando tu, es a eso también a lo que aspiras, a entretener, tomándote en serio a los lectores, es fantástico.


-¿Qué opinas de todo este mundo de los bolsilibros de los sesenta y setenta?
Se que en Sudamérica aun hay un gran mercado, a saber si están vendiendo alguna novela de mi abuelo. Que te puedo decir, los admiro y respeto, para mi son maestros. Tengo contacto con Ralph Barby pero quedan pocos, José Mallorquí murió, Lou Carrigan tiene una edad, González Ledesma “Silver Kane” no esta muy bien, Frank Caudett... Generaciones de autores a los que les tocó vivir tiempos grises, muy duros. Quizás cobraban muy bien, pero trabajando mucho, a destajo: tres o cuatro novelas al mes

Y otra nueva trilogía con un primer tomo ya publicado: Isabellae. L´homme-nuit (El hombre noche). Un cómic para el mercado franco belga editado por Le Lombard en febrero de este año. Según tus palabras: Isabellae es una chica samurai que recorre Japón en busca de una hermana melliza que la odia a muerte. No está sola en su aventura, la acompaña el fantasma de su padre, muerto en la gran batalla naval de Dan-no-ura. La parte gráfica corresponde a Gabriel López Mendoza- Gabor (con un estilo de dibujo alejado de su anterior cómic Los Patricios). Aventuras medievales en el Japón de 1142.
Si fuese con el estilo de Los Patricios no hubiera publicado nada con él. Me encanta su cómic Los Patricios, ese intento a lo Bruguera. Un humor blanco para todo los públicos pero intentando actualizarse a los gustos de hoy en día. Un intento serio de hacer humor pero yo no podría guionizarlo.
Gabor es capaz de dibujar lo que sea y es uno de los autores más profesionales que me he encontrado.
En octubre saldrá en España con Norma. En esas fechas Norma sacará bastantes cosas: El rey de Prusia de Roger, el Parvaterra de Raúl Arnáiz que es más infantil / juvenil pero vaya arte que tiene el tío, el Blechkoller de Damián Campanario y Javi Hernández...



-¿Te influenció en Isabellae las andanzas del conejo samurai más famoso del cómic Usagi Yojimbo de Stan Sakai?
Lo conozco pero nunca me he leído ninguno. Se que el cómic de Stan Sakai, a pesar de estar protagonizado por un conejo, es serio y documentado, solo hay que ver los años que lleva. Es un género que nunca me ha atraído demasiado.

Personajes de Isabellae

-¿Cuándo inicias un proyecto se te ocurre la historia que quieres contar o desde las editoriales te sugieren o encargan la temática y sigues a partir de ahí?
Muchos dibujantes me escriben diciéndome si tengo un guión para ellos oculto en algún cajón. Pues no, no tengo nada escrito, tengo un montón de ideas, algunas son vagas, algunas se me olvidan. No escribo pensado ostia el guión que siempre quise hacer. No, se pone alguien en contacto conmigo. Veo su dibujo. Si no me gusta, nada, pero si me gusta le digo ¿Qué quieres hacer? ¿Que te mueres por dibujar? Si por ejemplo a él le molan los piratas y se va a divertir dibujándolos yo ya estoy a tope con los piratas. Nunca habría pensado en piratas, pero como él los va hacer y va estar semanas, meses, años dibujando putos piratas, tienen que gustarle a él. En un principio a mi me dan igual los piratas y ya no te digo una chica samurai. En principio Isabellae no era ni eso. A Gabor le apetecía hacer algo rollo Miyazaki. La primera Isabellae era una especie de Nausika con su gorrito y todo, con un estilo que no me gustaba nada e iba montada en una jineta gigante. Ahora nos reímos ¿Gabor pero en que coño pensabas?.  Ahora con su pelo moderno, su espada, ¡Como cambió la idea primigenia! Tengo un montón de bocetos de estas primeras ideas.
No se trata de que, si odias dibujar los coches, pues te vas hartar. Hay que divertirse.¿Qué quieres dibujar?¿el Renacimiento? Guai. Hay gente que dibuja muy bien, como Víctor Giménez Revuelta, que dibuja como cartoon en plan dibujo animado Super Nenas, pero no se me ocurre que historia hacer con su estilo. Puedo meter algo gracioso en un cómic, pero no soy un tipo gracioso. Cuento una aventura y te puedo meter el personaje humorístico que dice un par de tonterías, pero algo gracioso de por si no puedo. No soy la persona adecuada. Lo siento.
A raíz de Maynard todo cambio y me escriben cada semana mucha gente para pedirme guiones

-Pero luego lo tenéis que llevar a la editorial para ver si lo cogen o no.
Pero hasta llegar a eso son muchos meses de trabajo.

-¿Cuanto tiempo te lleva el guión de un tomo por ejemplo de Jazz Maynard? ¿Lo planificas todo de antemano?
 Lo tengo en la cabeza cronológicamente pero no esta escrito. Ahora estamos con Jazz en otro país para robar un objeto, la historia sabes a donde va pero también improvisas. Lo de cuanto tardas no lo se porque me ocupo al mismo tiempo de varios proyectos. También hay que tener en cuenta que yo no vivo de esto, que tengo mi trabajo de conserje y un niño de dos años. También quisiera aclarar que Roger yo nunca dijimos que Jazz Maynard era una trilogía. Mientras los lectores quieran es un personaje que puede continuar. Tengo mil historias en la cabeza. Ahora en el quinto álbum quiero contar cosas de cuando fue a Nueva York y se convirtió en lo que es.


Raule y Roger Ibáñez
-¿Aun sigue siendo Hellblazer uno de tus cómic preferidos para guionizar? ¿Algún otro personaje? ¿Podrías enfrentarte a estar de guionista en una serie regular de Marvel o DC durante una temporada?
Sí es la espinita. Aunque se ha acabado la serie y ahora lo quieren integrar en otras series como un personaje DC. Se que empezó así. Otro personaje que me gustaría guionizar es Daredevil. Lo descubrí con Frank Miller y sigo maravillándome. Hay mucha gente que ataca a Miller por recientes trabajos que ha hecho como Holly Terror que si, es horrible, o las declaraciones que ha hecho contra los indignados, pero ha hecho obras como Batman año uno, 300, Ronin, Daredevil: Born again, Electra. Hay autores que se morirán sin haber logrado crear una sola obra a la altura de las mencionadas.


-¿Podrías mantener el ritmo mensual?
No se si podría, pero de algún modo lo dejaría todo y haría eso. Pero haría una sola serie. ¿Sabes todas las que hacen Brian Michael Bendis o Mark Millar al mes? Eso es muy difícil, me quito el sombrero.

-¿Qué guionistas del 9º arte admiras más?
Brian Michael Bendis con los diálogos, Ed Brubaker en todo, Warren Ellis... Los dioses como Frank Miller, Alan Moore, Morrison, Gaiman… Autores españoles tenemos a Felipe Hernández Cava, Enrique Sánchez Abulí, De Felipe... Luego están otros maestros como Zetner, Oesterheld, Trillo, Sampayo, Yann, Charlier, Goscinny, etc... Hay muchos más que me alucinan como Canales o Jaime Martín, aunque no han sido una influencia directa en mi trabajo. Pero claro, si la patria es tu infancia me gustan más los americanos, que son los que siempre he seguido. Las lecturas que tienes en esa época son las que te marcan.
Primer dibujo del cartel del 2º Festival BD Pyrenées dibujado por José Luis Munuena. Jazz Maynard ya esta entre los astros del cómic.

-Actualmente son contados los autores españoles que pueden vivir solo del cómic ¿Que crees que habría que cambiar para ayudar a que la industria tebeística fuera más rentable? O dicho de otro modo, para que un autor español de cómic pudiera vivir de su obra publicada sin tener que completarlo con otras profesiones.
Pues no se ha reunido gente intentando averiguar esto durante días: Libreros, distribuidores, autores... Yo creo que es que no hay lectores. La cultura del cómic aun no esta asentada, parece que aún sea considerado un producto solo para niños. Vamos a hacer un museo y lleva años sin acabarse. No se tiene en cuenta como válido medio de expresión. No aparece en los periódicos o muy puntualmente. Si ha de desaparecer una sección, desaparece la de los cómics obviamente. No se valora, por lo tanto, no se ayuda a que los niños los lean en la escuela, por lo tanto, no hay nuevos lectores.

Los superhéroes o el manga es algo barato lo coges y lo traduces. Por mucho que te vayan a pagar un adelanto ¿Quien puede vivir del cómic aquí en España?. Daniel Torres, Luis Royo, y Miguelanxo Prado. Algunos los tienen las editoriales por prestigio. Hay maestros como Ruben Pellejero, o Jordi Bernet que hace el Tex para  Italia. Pero si no, aquí ¿Quien vive de esto?. Si Alfonso Font que es un maestro no puede,  ¿Quien va a vivir entonces?

-Háblanos de ese proyecto personal llamado: Bellvitge.
Me duele pero esta paradísimo. Es un proyecto autobiográfico pero no hablo de mi, sino de mi hermano y de mi padre que murieron y por que murieron. A parte de hablar de mi familia hablo del barrio en que crecieron. Son 50 años de barrio obrero y de lucha y me gustaría publicarlo en 2015. Incluso me remonto a miles de años para atrás cuando se hizo la ermita de Bellvitge que tiene una historia súper truculenta de niños enterrados. Habrá de todo, momentos íntimos y dolorosos y otros divertidos.
Tengo ya cinco o seis historias con varios dibujantes. Y pensada la portada con la chica que lo va a hacer. Una historia sobre el barrio pasada por el tamiz de mi familia.

-¿Algún otro próximo proyecto?
Tengo un proyecto con Juan Luis Landa. Él hizo el ciclo de Iratí que iba sobre la mitología Vasca, aunque a mi la fantasía heroica no me gusta. Juan Luis hace muchos años que no hacía cómics, quería volver a lo grande y se puso en contacto con el crack Canales. Juan estaba a tope de trabajo y le puso en contacto conmigo. Vi sus dibujos y eran con un nivel de detalle increíble. ¿Todas la viñetas serán así?  ¡Adelante!

El cómic transcurre en el renacimiento, de hecho esto es por que Juan Luis no quiere hacer nada contemporáneo, solo histórico. La historieta son tres discípulos de Nostradamus que van por toda Francia resolviendo casos extraños a lo Hellboy. Nostradamus tiene la fama de visionario, y la gente acude a él, pero ya tiene casi sesenta años, tiene seis niños, no se puede desplazar y escoge a sus tres mejores discípulos. Les coloca una especie de traje, visten igual pero cada uno tiene un arma diferente y son como el equipo de Nostradamus. Cada uno va por un sitio a resolver el caso. A veces son brujas reales, o estafadores que se aprovechan de la gente supersticiosa. Esta fue la propuesta y les encantó a Dargaud  pero querían ver algo. Hemos hecho una secuencia y les ha gustado. Mi idea es hacer aventuras conclusivas en un tomo, que la gente no tenga que esperar un año o 9 meses, ahora se acorta un poco. En Maynard querían que continuase. Los editores saben lo que quieren los lectores.

Blog del autor.
Entrevista realizada el 27 de junio de 2013