domingo, 28 de julio de 2013

Entrevista a Raule, Raúl Anisa Arsís (1ª parte)

 

Jazz Maynard es un cómic de género negro éxito de ventas en Francia. Hace ya seis años que apareció el primer tomo y aun continúan en activo las aventuras de este extraño músico llamado Jazz Maynard. En España también ha llegado de la mano de Diábolo Ediciones. En un mundo de cómics dominado por los superhéroes y el género manga es de agrado descubrir a este ladrón de guante blanco, delincuente y a ratos trompetista de Jazz. Hoy entrevistamos al artífice del éxito de Jazz en un 50 %, su guionista Raúl Anisa Arsís que firma como Raule, ya que el otro 50 % corresponde para su dibujante Roger Ibáñez.

El autor en una foto extraida de Angouleme.Dargaud

-¿Que tebeos leías en tu juventud?
Todos. Mis tíos tenían una parada de mercadillo en Bellvitge y cada viernes iba a coger un montón de tebeos, devolviéndoles los de la semana anterior. Los leíamos mis hermanos y yo. Todo gratis. Hazañas Bélicas, Tio Vivo, el Capitán Trueno, Cimoc, Zona 84... Lo que se te ocurra. Tengo una cultura muy comiquera por este hecho que duró años.
Luego recuerdo de joven empezar a comprar Daredevil, Secret Wars y a intercambiar con los amigos, como por ejemplo con Damián Campanario que es un gran guionista y ha hecho ahora el Blechkoller con dibujo de Javier Hernández.

-¿Te gustaba escribir historias desde pequeño?
No, yo quería ser dibujante, por eso fui a la Joso. Creo que casi todos los guionistas han querido ser dibujantes.

-Entraste en la Escuela Joso pero acabaste decantándote por el guión más que por el dibujo. ¿Por qué?
Hacía mis dibujitos y en el colegio todo el mundo me decía que lo hacía muy bien. Yo hice FP de electricidad que no me gustaba nada y pensé -pues a ver si por ahí...- y fui a la Joso. Pero ahí te das cuenta de que hay gente buenísima y para ser otro dibujante mediocre más pasaba. Ser dibujante cuesta: hazme un contrapicado, dibujar un personaje en mil poses, un ejército, todo eso no era para mí. Pero en esa época, Joso no tenía cursos de guionistas y me fui.
Una apunte curioso, entonces en el año 1989 o 1990 mucha gente que iba a la Joso a aprender a dibujar no leía cómics.


-Cuándo cumples la mayoría de edad ganas el primer y único concurso de cómic de Bellvitge en 1989.  ¿Fue un gran empujón para animarte a seguir?
(Risas). En aquella época era un gran lector gracias a la parada de mis tíos y cogí a Pascual Ferry fusilé una página suya y a Miguel Ángel Martín que me encantaba, por que yo quería ser dibujante. Los copiaba , hacía mis cosillas, y gane el concurso, no se si se presentó alguien más. Además luego años más tarde me entere que mi padre igual tuvo algo que ver (risas) por que estaba en la sociedad pajaril de Bellvitge y ahí todo el mundo se conoce por las fiestas y creo que algo ayudo.
Pero el premio no significo nada, de hecho, me tenían que dar una suscripción a la revista que yo quisiera, elegí Cimoc o Cairo y aun la estoy esperando. Y un lote de libros de ilustración que sí me dieron.

-En 1991 conoces a Miguel Chaves y juntos colaboráis en varios Fanzines como Reuben, Fanzine, Annabel Lee y alguno de creación propia como Tribulaciones. ¿De que iba este último?
Este era de historias cortas de ciencia ficción, alguna realista contemporánea. No había una línea. A Miguel Chaves le gustaba mucho el manga, la ciencia ficción y era un crack dibujando. Con una de ellas ganamos un premio al mejor guión en el 7º concurso de cómics del Prat de Llobregat (1993). Tenía un lápiz muy bueno, pero nunca supo entintar. Lo iba aprendiendo sobre la marcha. Hicimos un par de fanzines en bitono. Lo imprimimos en color rojo, luego en negro, no se si vendimos muchos, pero sirvió para que lo vieran en una revista de Almería (De Tebeos, luego Tebeolandia) y a partir de ahí empezamos a colaborar con ellos.
Luego Miguel Chaves hizo en solitario Drakoon, pero no tenía la pasión que hay que tener. Me dijo que lo iba a intentar con Drakoon y si no salía lo dejaba. Justo salió este cómic y se estrenó la película Dragonheart (la de la voz de Paco Rabal), y el argumento coincidía de pura casualidad con el suyo. Y es mil veces más gracioso y bueno el tebeo que la película pero claro se dijo que si era una copia... No tuvo suerte y lo dejó. Chaves tenía un humor blanco para todos los públicos genial y para el cómic infantil fantástico, algo de lo que yo me veo incapaz. Después trabajo en la web del Jueves, ya que es informático y entonces le perdí la pista.
  Cómic publicado en Tebeolandia nº 2 y 3 (abril 1996)
El guionista y el dibujante en esos años
-Historia de estilo manga titulada High Tracers para la revista Ryu en 1995. En 2034 y en un mundo sin control y apocalíptico, las obras de arte despiertan el interés de los hombres poderosos. Simbolizan la belleza perdida. Los High Tracers son unos mercenarios que las recuperan para el mejor postor.
¡No le des importancia a esto! Aunque a mí me hubiera gustado continuar la historia, pero fue el primer número e intento de Camaleón de hacer una revista de manga con diferentes autores españoles.  No la compraba nadie y cerró y es una lástima por que es cuando empezaba el boom del manga. Quedo en nada, en una anécdota.


-Comenzáis a trabajar juntos Roger Ibáñez y tu en la revista manga Otaku de Norma Editorial en su último número el 9.
Íbamos cerrando revistas (risas).
-Violencia Sónica  fue una serie de cuatro números con guiones tuyos y dibujos de Miguel Chaves e ilustraciones de Javier Pulido, Roger Ibáñez (lápiz) y Sergio Sandoval publicada por Camaleón Ediciones en 1996. ¿De que iba este cómic?
Ya ni me acuerdo. Una chica con poderes sónicos. Nos divertimos mucho. Era nuestro salto profesional. No cobramos, ni nada, pero ¡ostia en Camaleón la independiente!. El día que nos cogieron salimos a la calle contentos y saltando como niños tontos. No nos iban a pagar pero nos daba igual.


 
-Camaleón fue una editorial con un loable intento de publicar cómic realizado aquí entre 1992 y 1998. Algo que parece que continua sin ser rentable. ¿Que opinas al respecto?
Publicar historietas aquí en España no es rentable ni para el editor ni para el artista. Con muy pocos autores sale a cuenta. Camaleón lo intentó y le fue rentable si acaso con el Mondo Lirondo, con Albert Monteys, que tiraba mucho, pero el resto de títulos... Se pegó el pelotazo con el Dragon Fall, de Nacho Fernández y Álvaro López, y vendieron lo inimaginable, hasta que llegó Planeta y dijo; Eh, chicos! Se acabó lo que se daba. Era una parodia de Dragon Ball con más cosas y mientras era un simple ja, ja, ja no pasó nada, pero cuando vieron el volumen de ventas y que lo estaban petando amenazaron con echarles encima a su bufete de abogados.
Y eso que las primeras páginas de Dragon Fall eran patéticas en el dibujo pero tenía su gracia, empezaron y ya ves... Arrasaron. Ahora Nacho sigue con lo suyo y Álvaro López esta entintando para Estados Unidos. Álvaro es una de las personas más curiosas que conozco, un tío con arte que además dibuja muy bien tiene un trazo súper delicado, podría hacer lo que quisiera, pero no lo hace.

Dragon Fall le daba mucho dinero a Camaleón, y a cambio publicaban obras como Nostromo Quebranto de Santiago Sequerios con algunas páginas en papel cebolla, tamaño gigante y muy bien editado, en plan suicida, pero lo hacían. Resultaba admirable.

Nº 32 de Dragon Fall parodiando cierta portada de un Super Hunor



-Hole y Virgin dos hermanas. Una policía, la otra mujer de compañía. Esta última roba la cinta que se ha autograbado sin su consentimiento un cliente que se ha acostado con ella. Pero este cliente es un mafioso que se presenta a gobernador y que intentará recuperar la cinta a toda costa. Ensaladas de tiros, humor y acción desenfadada. Bienvenidos al mundo de Hole “in” Virgin. Un tebeo que fue editado en 2001 por Amaniaco Ediciones. ¿Cómo fue la odisea que tuvisteis que pasar tu y Roger (el dibujante) para que alguien publicara este divertimento?
Es un cómic patético, pero esto que me preguntas si que me gusta, eso es lo mejor del cómic de lejos. La odisea de ir de editorial en editorial. Llegar a Norma, si me gusta pero que tal si obviamos estas páginas que tenéis, que ya eran 15 o 16 y empezamos de cero...y ¿lo que paguéis lo ingresamos en tu cuenta o como lo hacemos? Así todo el mundo, que si muy americano... Y como siempre Jordi Coll el editor de Amaníaco fue nuestro salvador, no nos pagaba, pero lo publicaba como nosotros queríamos. Con papel bueno, la edición la hacíamos nosotros, ningún problema. Con los tres cómics que hicimos con él estuvimos muy contentos.

Arriba página del cómic y primeras viñetas con la historia rocambolesca de su publicación.
 -Para Penthouse Comix creáis historias eróticas pero menos... Explícanos porque.
Al principio sí que eran porno. Yo pensaba un principio y un final. Por ejemplo, un tema era un cura que hacia pelis porno. Las seis u ocho páginas del medio que faltan, Roger Ibáñez se las inventaba a piñón. Por eso cuando acabamos el Penthouse, Roger hizo algunas por su cuenta por que para el argumento que tenían podía hacerlas directamente. Firmando como Nono hizo un montón que se publicaron en Estados Unidos, Manga Caliente se llamaban.

Portada de Roger Ibáñez





Portada Amores Muertos y el Original con alguna diferencia





El tándem Raule y Roger dio buenos frutos en estas dos series de historias cortas.
 

Amores muertos una buena ración de historias de más allá de la vida y la muerte,  intimistas, sosegadas, románticas y trágicas. El desamparo de los protagonistas hace recordar y volver en cierta manera a sus seres queridos. Amor y desamor. Todas las historias tienen nombre de mujer, mujeres que ya solo estan en la mente de sus amantes. Algunas historias están salpicadas de pequeñas, bellas y limpias escenas de sexo. 

 Cabos sueltos es un recopilatorio de historias costumbristas de personas atrapadas en vidas que aceptan con resignación o de la que intentan huir. Pequeños detalles, pequeñas joyas que aun pueden ser descubiertas después de tantos años de su publicación. Los estilos de dibujo en todas son variados, pero todas tienen en común algún cabo suelto a resolver. Raule incluye ademas poemas.

-Amores muertos (2002) Cabos sueltos (2003) para Amaníaco historias intimistas y de relaciones humanas.
Sí, totalmente. Amores Muertos eran historias para el Penthouse Comix. Empezamos haciendo un manga erótico festivo. Lo típico, argumentos tipo se te ha caído la pastilla de jabón, pero yo intentaba darle un poquitín de historia. Como he dicho siempre guionizaba la primera y última página y Roger la parte de “oh, sí! Me duele pero me gusta...” Por cierto una frase que siempre utilizábamos en todas las historias.
 Amores Muertos se compone de historias cortas algo tristes y trágicas pero de gran nivel. Siguen teniendo alguna dosis de sexo pero empezar una historia supuestamente "desenfadada" para el Penthouse Comix con una tía en el baño y una gillette...
Luego nos dijeron si las queríamos hacer a color. No pagaban mal y poca gente te da esa oportunidad. Pensamos: hagamos una historia que nos guste realmente, le metemos alguna viñetilla guarrilla que luego podamos eliminar y la publicamos. Y así empezamos Laura y las demás historias. Jordi Coll que era el editor de Penthouse Comix, ¡pero sois unos cabrones!¡la gente no quiere ver personas que se suicidan, esto es una revista de sexo!. No, te juramos que para la siguiente habrá un montón de viñetas eróticas así, ya veras... Y que va, hacíamos la siguiente y aun tenía menos viñetas de este tipo.¡joder tengo aquí el bate de béisbol y cuando os vea os vais a enterar!. Al final, sabíamos que teníamos nuestras historietas que podíamos recopilar quitando las viñetas de sexo, aunque no se podía en todas, y quedaba la historia tal como la queríamos nosotros. Un rollo nostálgico, intimista, nos atraía mucho la idea de tirar por ahí.


Páginas de Amores Muertos
-El cómic Cabos Sueltos (2003) para Amaníaco Ediciones  (o Vidas a contraluz Diábolo Ediciones) os abrió la puerta para conocer a el guionista Jean David Morvan de Dargaud.
Mientras hacíamos estas historias para Penthouse ideábamos y pensábamos historias cortas que querríamos hacer y nos gustaría leer. Roger Ibáñez  probaba diferentes estilos para cuando llegara el día. Probó de todo, blanco y negro, color, lápiz, diferentes estilos. Cuando teníamos varias las enseñamos a Glènat y fliparon pero claro que si no os conoce nadie, cada una tiene un estilo, descolocará al lector. En Ediciones la Cúpula igual, todas las editoriales dijeron que no. Y Jordi Coll como siempre: ¡Yo la publico! Y nosotros ¡Pero qué tenemos incluso poemas! Y Coll - ¡Yo la publico!-
Y sí,  luego nos sirvió para conocer a Jean David Morvan.


Este tomo titulado Vidas a Contraluz recopila los dos cómics mencionados. "No es  extraño pensar más en los muertos que en los vivos. Tampoco es tan raro seguir amando con locura a alguien que ya no está entre nosotros. Y, por supuesto, que se puede vivir únicamente de recuerdos. De hecho, mirar a la muerte a los ojos sin temor hace que nos agarremos con más fuerza a la vida, con la misma naturalidad que una criatura se aferra al cálido pecho de su madre." Extraído de la contra cubierta
Reseña del cómic 

Para la elaboración de la entradilla de la entrevista he utilizado esta mágnifica ilustración de David Charrier con el tandem "Maynard"

CURIOSIDADES:
Historieta de Raule y Roger para Amaníaco nº 14

Entrevista realizada 27 de junio de 2013
Y en la segunda parte: