viernes, 13 de enero de 2017

Presentación mesa redonda: TBO 100 años, el tebeo que dio nombre a los demas / TBO 100 anys, el tebeo que va donar nom als altres

El pasado viernes 2 de diciembre de 2016 se llevó a cabo la presentación del libro “TBO 100 anys, el tebeo que va donar nom als altres” (tambien disponible en castellano) en la Biblioteca de Catalunya. El libro esta escrito por el periodista y divulgador del cómic Jordi Manzanares. Le acompañaron en la mesa redonda Joan Anton Sànchez, editor del ´libro; José Luis Martín, dibujante de personajes tan populares como Quico el pogre y director de diversas publicaciones, y Jaume Capdevila ‘Kap’, autor de la cubierta del libro, humorista gráfico, y divulgador de la historieta.

La presentación no estuvo exenta de polémica ya que Ediciones B posee los derechos marcarios de TBO, y así lo hizo saber en un comunicado. Además está previsto que en marzo la editorial publique, también, un libro sobre TBO a cargo del investigador y divulgador Antoni Guiral.








Aquí podéis leer las cápsulas más interesantes en, claro esta, la 9º mesa:

Eugènia Serra. (Directora Biblioteca de Catalunya): La Biblioteca de Catalunya colabora con este tipo de estudios que se hacen con una calidad de contenidos muy buena. El TBO es una cabecera de referencia para varias generaciones. En 2017 la Biblioteca se sumará a los actos del centenario con una pequeña muestra con originales del TBO y un seminario sobre el mismo. Lo importante es que los autores sean reconocidos, la obra estudiada y el patrimonio se conserve.

Roser Pintó. (Directora de la Unitat Gràfica Biblioteca de Catalunya): Lo que tenemos en la biblioteca es una muestra representativa del TBO, pero muy poca. Es un milagro que, incluso esto, nos halla llegado porque durante todo el siglo XX el concepto de derechos de autor no existía y las editoriales solían hacer limpieza de originales o nunca los devolvían a sus autores. Los TBO que se tienen de 1917 a 1950 se pueden considerar un milagro. Del archivo administrativo disponemos de cuatro cajas con documentos internos y contables, que nos permiten ver cómo funcionaba la editorial en aquella época. De dibujos originales tenemos un centenar de autores diversos, Benejam, Castany, Opisso, Bernet Toledano, pero nos faltan series destacables y algún autor como Coll, uno de los más personales del tebeo. La familia Matilde Viña nos ha cedido el archivo administrativo de documentos que he citado. Ante esta falta de material estamos llevando a cabo una política de recuperación. La revista en sí la tenemos prácticamente completa a partir del año 1983, porque es cuando llega el deposito legal a las bibliotecas. De los años anteriores disponemos de ella de manera muy dispersa. No se conoce ninguna colección pública completa.





Jordi Manzanares: No es el TBO cualquiera, es el que dio nombre a los demás, incluso a los que no son infantiles. El TBO no fue el primero, había tebeos antes, pero muy rápidamente adquirió una popularidad extraordinaria. Ya en el año 1931 hay una canción que se titula: yo quiero un tebeo, que demuestra que todo el mundo usaba este nombre para referirse a este tipo de publicaciones. La palabra está aceptada por la Real Academia. El TBO tuvo un gran éxito y una vida muy larga: empezó en 1917, deja de salir hacia 1938 a consecuencia de la Guerra Civil, sale otra vez después, desaparece de nuevo en 1983 por la crisis de la empresa y tuvo dos renacimientos, uno por parte de la editorial Bruguera y otro por Ediciones B, editándose hasta el año 1993. Sin contar las ediciones recopilatorias. Todo el mundo ha tenido en casa algún TBO, aunque llego un momento en que la revista se quedó un poco anticuada respeto a sus competidoras y esto aceleró su muerte. Pero no olvidemos que en el año 1957 la cabecera llegó al punto máximo con ¡trescientos cincuenta mil ejemplares entonces quincenales!

Jaume Capdevila “Kap”: Yo era un niño de tebeos de Bruguera, cuando terminaba todas las cabeceras entonces leía el TBO. Entonces lo veía ramplón comparado con los tebeos de Bruguera. Unos dibujos muy atestados y pequeños. Después, al irme interesando por el dibujo y la historia de sus dibujantes, descubres que el TBO es la base y la raíz de lo que ha sido la industria de los cómics de este país. Bruguera no hubiese sido posible sin que antes hubiese existido este TBO. No se si serían mejores o peores, pero no serían los que hemos conocido. El TBO además de ser una parte de la historia de los cómics de nuestro país, fue también una concepción, una idea, una manera de hacer la revista o modelo editorial que se mantuvo durante muchos años con sus vicios y virtudes. La composición de la página, el tipo de humor blanco... El Patufet también tuvo éxito pero en verdad era un revista literaria, las viñetas eran un relleno. O también podemos recordar la flor de verano que fue la revista Dominguín. El TBO cuando apareció fue algo revolucionario porque era una revista lúdica en las que primaban las historietas por encima de la literatura infantil con texto. Se le daba importancia al dibujo, a la historieta, al gag. Con pocos medios y ajustando los gastos, hicieron un producto que funcionaba y marcó el futuro de la historieta.

 Páginas interiores del libro

José Luis Martín: Yo soy y era un entusiasta del TBO. También leía Pulgarcito y me gustaban los dos. Aunque era pequeño, yo tenía claro porqué me gustaba una y otra. Pulgarcito y Bruguera en general tenía una dirección editorial muy fuerte y en sus historietas había muchos elementos en común. Una página de seis líneas, con dieciocho o veinte viñetas, con un gag final, un tipo de movimiento, incluso un fondo similar común en aquellas historietas. El director González les decía a los dibujantes como quería que se hiciesen las cosas, pero en cambio en el TBO era maravilloso porque cada página era una pequeña sorpresa. Había personajes también, pero eran muy extraños Eustaquio Morcillón y Babalí, dos tipos que hacían unas trampas increíbles para cazar animales; Josechu el vasco que era un bestia, el Reyecito… Sí, era algo más infantil que Pulgarcito y seguramente ahora algunos de estos personajes no se podrían publicar, porque los ecologistas se cargarían a Estaquio, ni tampoco serían políticamente correctos o los negros dibujados por Coll. No hay ningún dibujante en el mundo que se parezca a Urda. El TBO era una revista en la que no sabías que venía en la siguiente pagina y eso era muy interesante para mí. Me seducía la mezcla de historias y estilos cuando tenia entre seis y diez años.
El primer dibujo que hice con conciencia de hacer un dibujo fue a los seis años al copiar una portada del TBO que era precisamente de un negro con el explorador en la cazuela. Me resultaba fascinante y puede que sea dibujante por haber hecho ese dibujo, pues mi padre lo llevó a su empresa y allí trabaja el hermano del dibujante Ayné, que le dijo que le gustaba mucho y eso me estimuló a mi para seguir.

Jordi Manzanares: Es curioso lo de las historias que ahora no se podrían publicar, y es que en aquella época del TBO, que era la etapa mas blanca e ingenua en cuanto al humor del mismo,  habían salido publicadas cosas absolutamente increíbles. Había una sección que se titulada De todo un poco, allí apareció una vez una viñeta muy pequeña que se titulaba “judías hervidas” y estaban dibujadas unas señoras dentro de una olla. De hecho las historias de la Familia Ulises empiezan comiéndose al perro.

José Luis Martín: Pero dentro de esta linea muy blanca lo dibujantes eran excepcionales y tenían ideas muy buenas. El humor absurdo y curioso del Coll es posible que no hubiera tenido cabida en ningún otro lugar.

Kap: Fue un plataforma donde encontramos a Urda, Benejam, Coll, Arturo Moreno, Sabatés, Blanco, entre muchos otros y cada uno con su particularidad y su propio talento. El TBO daba una cierta libertad en algunas cosas y no en otras. Hemos tenido unos dibujantes excepcionales y, seguramente, una industria editorial que no se los merecía. Aun hoy en día nuestra industria editorial arrastra vicios de las malas épocas pasadas y es una lástima. Hoy no hay un mercado editorial de revistas infantiles consolidada a causa de las malas prácticas de la época, pues no solo no se han respetado los derechos de los autores, sino que también se ha maltratado el de los lectores, como por ejemplo al publicar y re-publicar material repetido indiscriminadamente, recortando, pegando… Toda la masa lectora del TBO, o los de la editorial Bruguera acabó por dejar de leer. Hoy en día hay otros motivos, pero si se hubiese cuidado más al lector, seria algo muy diferente.

Jordi Manzanares: Coll era un artista, todas sus historias eran diferentes. Igual las hacia de dos viñetas que en una página, en vertical con viñetas redondas. él ajustaba la historieta a la idea. No partía del esquema previo que se hubiese encontrado en Bruguera. Porque aunque el modelo de Bruguera eran más moderno, en realidad era mucho mas rígido. La página con tantas viñetas impuestas… Era todo muy cuadriculado. Existían unas directrices del tipo de humor y en cambio en el TBO había más libertad.



Kap: Son 100 años de esta revista, pero son 100 años de esta profesión, de este país. TBO el tebeo que va donar nom als altres es un libro muy bien hecho, trabajado y documentado que explica esta historia. Es una historia necesaria y reivindicable, después de más de 50 años que se podían haber hecho libros sobre el el tema.

Jose Luis Martín: Hay un problema en este país, que es que cuando una cosa es muy popular automáticamente no se aprecia como algo artístico o cultural, y los tebeos eran enormemente populares, con grandes tiradas y que leían todos los niños. Además muchos de estos dibujantes eran represaliados y si no hubiesen tenido esta opción infantil-juvenil, no hubiesen podido seguir dibujando. Muchos procedían del humor satírico anterior, pero este desapareció hasta la transición.

Jordi: Respecto a esta falta de consideración de la cultura oficial sobre este tipo de productos, un ejemplo es la limitación del fondo que tenemos aquí, o que no se encuentren colecciones completas del TBO, ni de otras revistas infantiles. Es una catástrofe cultural. Las viñetas de la Familia Ulises son totalmente subversivas. Se retrataba España como era a través del humor blanco.

Kap: Los mismo editores no daban importancia a esto. Recortaban los originales o los tiraban. O no  conservaban un número de cada revista en el archivo. Como no se hacía entonces, lo hemos de hacer ahora con precariedad y urgencia. Todas estas colecciones dispersas y los originales tendrán que acabar en las instituciones.




EL TBO Y LA CENSURA:
Jordi Manzanares: El único traspiés grave con la censura que tuvo el TBO fue el siguiente: Un dibujante que se llamaban Manuel Diaz, en una sección de noticias imaginativas e inventadas, en un cuadrado muy pequeño hacía un chiste donde decía que, una eminencia que se llamaba Blas Pérez, había inventado un reconstituyente magnifico a base de embutido. Esto provocó que la revista fuese secuestrada y con una multa de diez mil pesetas. Porque Blas Pérez era el ministro de gobernación. El dibujante se excusó diciendo que había puesto ese nombre sin pensar.

-¿De dónde surgió el nombre de TBO?
Jordi Manzanares: El periodista y hombre de teatro Joaquín Arqués Escriña aconsejó al impresor Artur Suárez que para amortizar la imprenta hiciese una revista infantil: TBO. Joaquín había estrenado algunas piezas teatrales ligeras de revistas, y había colaborado en revistas sicalípticas. En esa época era habitual que hubiese revistas que con diversas letras hacían un nombre. Era como los niños que jugaban a esconderse que te veo. Este señor como hacía piezas teatrales es de suponer que conocía una pieza de teatro musical que se estrenó en Madrid en el año 1909 y que se llamaba TBO e iba precisamente de una redacción que estaba preparando el primer numero de un diario que se tenia que llamar TBO. Esto lo descubrió la secretaria del TBO Rosa Segura, autora del libro Ediciones TBO dígame, memorias de una secretaria. .

Kap: Los primeros números de la cabecera eran como todos la de la época, pero cuando entra Buigas en la editorial, lleva a cabo un replanteamiento, dando más cancha a la parte lúdica y gráfica, y se desprende de la moralina que impregnaba todas las publicaciones para niños. Sin hacer grandes barbaridades, era lúdico, un producto en su momento revolucionario. No había una cosa así en el mercado, divertido de verdad y al alcance de todos.


100 ANYS EL TEBEO QUE VA DONAR NOM ALS ALTRES
100 AÑOS EL TEBEO QUE DIO NOMBRE A LOS DEMÁS
Jordi Manzanares
Precio: 20 euros
Medidas: 210 x 270 cm / b/n
Idioma: Castellano
Diminuta Editorial
172  páginas

jueves, 12 de enero de 2017

Los Vengadores en Comics Forum

Tres años después de que la editorial DC creara a la Liga de la Justicia con sus superhéroes más populares, Marvel no se iba a quedar atrás y en 1963 de la mano de Stan Lee y Jack Kirby nacen Los Vengadores. Un grupo creado para luchar contra las amenazas que un solo héroe no puede vencer y para entrar en competencia con la DC. Sus primeros miembros fueron Hulk, Thor, Iron Man, El Hombre Hormiga y la Avispa. Aunque la presencia de Hulk duró muy poco y pronto se les unieron El Capitán América, Ojo de Halcón, Bruja Escarlata, Visión, Viuda Negra, Pantera Negra... En fin muchos personajes Marvel han desfilado por el popular súper grupo.

En 1983 Comics Forum publicaba por primera vez a Los Vengadores. Este primer Volumen duraría 132 números llegando hasta el año 1994.

Una publicidad inicial, la portada y la presentación Forum:

domingo, 8 de enero de 2017

Reseña teatro: Moustache, The Rhythm Musical de Coco Comin



La compañía londinense Moustache Music Hall recibe, a principios del siglo XX, el encargo de entretener con su espectáculo al mismísimo rey Eduardo VII. Los componentes de la compañía lo van a dar todo e incluso se extralimitarán peligrosamente delante de tan ilustre personaje. El pequeño Max (Sergio Franco) es el alma de la comedia de esta compañía. Él es bailarín, pero sobre todo es el clown y comediante estrella de la función Moustache, pero algo se está quebrando en su interior y ni tan solo su amada Mary piernas largas (Júlia Ordoñez), bailarina también de la compañía, podrá detener esta grieta…


Después de dos años de preparación Coco Comin presenta la comedia musical Moustache, en la que un buen puñado de números musicales se suceden a ritmo de claqué sobre el escenario. La directora y autora del libreto ha orquestado un vertiginoso recorrido por diferentes épocas y temáticas de la historia con trabajadas coreografías. Ante nuestros ojos desfilarán más de trescientas piezas de vistoso vestuario diseñadas por la propia Coco Comin. Se oirá el claque con atronadora nitidez,  pues los bailarines llevan micros en los zapatos y hay dispuestos una serie de micrófonos también bajo el escenario. La obra contó con un presupuesto de 500.000 euros y posee un macrodecorado en el que se proyectan imágenes que crean la ilusión de la existencia de diversos espacios y ambientes.
La música en directo es a cargo de Xavier Mestres junto a otros cinco músicos que tocan infinidad de instrumentos distintos. Diez claquetistas, nueve actores, cantantes y bailarines. Treinta y cuatro números musicales. La dirección coreográfica de expertos de tap-dance como Sharon Lavi y Júlia Ortínez. Moustache, the Rhythm Musical tiene todos los ingredientes para ser un gran espectáculo, pero…

  
Moustache es una explosión de claqué para los sentidos y esto no se le puede negar, sin embargo nos presenta una historia que ya ha sido contada en múltiples ocasiones: el payaso que está atrapado en un registro pero que quiere cambiar de faceta y no puede o no sabe cómo; la tristeza que esto le conlleva; la soledad y la amargura del artista consagrado y la locura. También el apoyo y la amistad y el amor por los escenarios.
En Sergio Franco recae el mayor peso de la función y defiende y borda muy bien su papel que requiere sobreactuación, el histrionismo del Joker de Batman, y un humor a lo Jaimito Borromeo solo apto para personas de cierta edad, porque el texto humorístico del que parte el personaje para mostrar que es el rey de la comedia no es lo suficientemente divertido, salvo algunas chispas y números muy concretos. Nos retrotrae a un tipo de humor de teatro antiguo y, a la postre, bajo esa percha de monólogos comparativos y juegos de palabras, hace parecer que el personaje sea un clown en decadencia y no la estrella de la compañía.

 ¡Un número con zapatones...!

Los actores y bailarines Ernest Fuster, Albert Martínez y Joaquín Catalán aportan, cuando intervienen, buena voz y algo de frescura y buen humor al conjunto del espectáculo. El número de publicidad y la pieza del los filósofos son buena prueba de ello.



Júlia Ordoñez la actriz que interpreta a la novia del pequeño Max, destaca en el escenario por su espectacular presencia, pero tal vez le falte algo de química con su partenaire o más vigor para ser la estrella indiscutible en las coreografías. El cuerpo de baile se esfuerza al máximo y está integrado por actores y actrices con experiencia en el teatro musical y algunos de ellos son, incluso, profesores de ballet y claqué como la dinámica Evangelina Esteves.

Júlia Ordoñez con el apodo Mary piernas largas que ni pintado!

 Dos de las bailarinas Aina Casanovas y Evangelina Esteves

Los números musicales son muy variados, no tienen conexión unos con otros, y son de diferentes estilos, destacando las piezas “a contratiempo”, “Opa”, y “The railway Tavern”. Algunos son más clásicos pero impecables y en varios de ellos te invade una sensación de déjà vu, como con “Nakupenda Malaika”. En cambio otros, como el Can-Can, siempre tienen el suficiente poder revitalizador y parecen funcionar a medio gas.

Dos destacables números

Por todo esto, sales del espectáculo con una sensación agridulce, a la que no es ajena los constantes giros de la comedia al drama, algo cada vez más común sobre los escenarios.
Moustache, a Rhythm Musical Comedy gustará, por supuesto, a los amantes del claqué de alta calidad técnica, de los musicales aparentemente sencillos y del teatro de humor a la antigua.

“Moustache, The Rhythm Musical” se representa en el Teatro Apolo hasta el próximo 29 de enero de 2017.
Dirección: Coco Comin
Dirección musical: Xavier Mestres
Bailarines: Compañía de Claqué Coco Comin
Escenografía: Paco Azorín
Coreografía: Sharon Lavi y Júlia Ortínez
Producción: Coco Comín
Idioma: castellano
Duración: 165 minutos
Horarios y precios: Web Teatro Apolo

Teatro: You say tomato de Joan Yago con Anna Moliner i Joan negrié


A partir del 16 de novembre arriba a la Sala 2 del Club Capitol YOU SAY TOMATO, la darrera comèdia de la Sala Trono. Una reflexió desacomplexada sobre el sentit real de l'art en el món en què vivim i tot allò que ens trobem el dia que deixem de ser joves i de tenir tota la vida per endavant.
Sinopsi
I si ara, simplement, ho deixéssim estar? Hem travessat el país en cotxe innumerables  vegades, hem actuat a locals ruïnosos, hem mantingut llargues i pesades converses amb empresaris indesitjables i ens hem deixat la pell en cada concert; hem renunciat a amics, a aficions i a estones d’oci, hem regalat les nostres vacances, les nostres hores de son, hem deixat de fer viatges; ho hem donat literalment tot per aconseguir el nostre somni. Però avui tenim 37 anys i poc a poc comencem a adonar-nos que la vida que havíem somiat no té resa veure amb aquesta. Aleshores per què no ho deixem estar? Simplement. Per què no ens acomiadem amb un últim gran concert i ho deixem estar.
En Santi, fill renegat d’una llarga nissaga d’orquestristes de comarques, i la Rosó, nena prodigi televisiva dels primers noranta, porten 10 anys vivint junts. La seva història d’amor va començar juntament amb un trepidant projecte musical que els havia de portar, un dia o altre, al capdamunt de l’escena catalana. Els anys han passat i aquest dia no ha arribat.
Avui, mentre esperen que les portes s’obrin i el local s’ompli de gent per recuperar part dels diners que han perdut en la seva darrera gira, no tindran més remei que preguntar-se cap a on va el seu projecte musical, cap a on va la seva història d’amor i quina de les dues coses està destruint a l’altre.
Amb referents al cap com Ay! Carmela de José Sanchís Sinisterra, El viaje a ninguna parte de Fernando Fernan Gómez o Minetti de Thomas Bernhard, volem que You Say Tomato sigui  una comèdia intensa i profundament humana on el diàleg còmic i la música lleugera construeixin una reflexió desacomplexada sobre el sentit real de l’art en el món en que vivim, sobre la satisfacció i la felicitat en les relacions de parella i, en general, sobre tot allò que ens trobem el dia que deixem de ser joves, deixem de tenir tota la vida per davant i ens adonem que, si no fem alguna cosa per evitar-ho, la nostra vida serà així fins als darrers dies. És això el que volíem?

Horaris: dimecres a divendres, 20 h / dissabte, 17.30 h i 20 h / diumenge 17.30 h Preu: de 18 a 23€ 

jueves, 29 de diciembre de 2016

DDT Almanaque 1974

A la rica portadita:
DDT ALMANAQUE 1974

 Este esquema de composición en las portadas navideñas se solía repetir pero con resultados diferentes. Aquí además la novedad es que eran Pepe Gotera y Otilio los que armaban “la chapuza a domicilio”.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

La Vila Viniteca con Mortadelo y Filemón de Francisco Ibáñez

La Vila Viniteca dedicada a los amantes del vino, ya había encargado portadas a maestros del 9º arte como Moebius o Manara para sus catálogos navideños. Este año Francisco Ibáñez es el que ha recibido el encargo.
Según reza el texto de Vila Viniteca, la relación de estos con Francisco Ibáñez viene de muy lejos:

La relación entre Ibáñez y Vila viene de lejos. Corrían los primeros años de la década de los sesenta cuando una vecina y clienta habitual del Colmado Vila en la calle Agullers del barcelonés Barri de la Ribera, explicaba que su sobrino, que no era otro que Francisco Ibáñez, se dedicaba a dibujar historietas. De hecho, ya había publicado las primeras aventuras de “Mortadelo y Filemón, agencia de información” que bien pronto le harían famoso, en la revista “Pulgarcito”

Francisco Ibáñez sitúa la tienda en la esquina imaginaria de Agullers y “13, Rue del Percebe” y la llena de anécdotas y de sus personajes más populares
En la esquina formada por las calles Agullers y “13, Rue del Percebe”, una tienda de vinos y ultramarinos aparece abarrotada de personajes famosos: Mortadelo bebe en porrón mientras Filemón lo mira disgustado sosteniendo su copa. Rompetechos se dirige directo a provocar un estropicio en una hilera de botellas con las prestigiosas etiquetas Château Cheval Blanc, Château Lafleur o Château Angélus.
Es la ilustración que Francisco Ibáñez Talavera (Barcelona, 1936) ha creado para el catálogo de este año de Vila Viniteca. 

 

domingo, 18 de diciembre de 2016

Entrevista a Júlia Molins (2ª parte)


Después de la primera parte:
 -Tu personaje de Ona en la celebrada serie de TV3 Cites te ha dado popularidad. ¿Cómo fue este rodaje?
Ese rodaje es lo primero que hice después de Hooked Up. De lo primero que podía tener más proyección, hacer que la gente me conociera un poco y fue genial para mí. No me ha cambiado la vida, pero un poco sí. El rodaje fue estupendo, ademas siempre coincidía con Biel Duran, (interpretaba a Alex, el compañero con el que Ona tenía trama) , y muy bien. Además trabajaba con gente que llevaba muchos años y me dieron mucho apoyo.
 

-¿Tienes alguna anécdota curiosa?
Siempre me acordaré de la primera secuencia que rodé con todo el equipo. Tenia 20 años, no había hecho nada en televisión, y era como, ¿Qué estoy haciendo aquí?. La escena en cuestión era la primera en la que yo salgo, que es cuando Alex llega al bar, se presenta y yo también. Yo estaba muy nerviosa, pero como el personaje también lo estaba, ya que esperaba a la persona de la cita, cogí esos nervios y los utilice para la creación del personaje. ¡Los nervios eran reales!, me estaba muriendo pensando “madre mía, no estoy preparada para hacer esto!”


-¿Eres partidaria de las citas a ciegas?
Yo no he estado nunca en una aplicación de citas, ni nunca he estado en una cita a ciegas. Pero a lo mejor hay un momento de mi vida que digo, ah, pues sí. Lo respecto y me parece muy bien.


-¿Cómo es un día de rodaje en la serie de época Seis hermanas con tu personaje de Sofía Álvarez? Una serie muy teatral al fin y al cabo.
El personaje que yo interpreto es la mejor amiga de Elisa, la hermana pequeña. Mi personaje va en conjunto con el que interpreta Jorge Clemente, que es Carlitos. En series así cada personaje tiene su sitio, uno hacen más drama, y los nuestros, al ser jóvenes, son los que dan el toque de comedia a la serie, y por eso parece un poco teatral. Mi personaje lo es, ya que es comedia pura y me escriben escenas de comedia. Hay gente a la que no le gustará y pensará que no soy natural y otras que dirán que es divertido. Yo me lo paso muy bien con el personaje, pero es tan marcado, que hay gente que piensa ¡ah, esta chica solo sabe hacer esto!


-Seis hermanas es una serie diaria y se rueda en Madrid ¿Cómo lo haces para aprenderte tu papel con tan poco tiempo y con tanto viaje y ajetreo?
Ruedo un día o dos a la semana. Es una serie diaria, por lo que en un día rodamos doce o trece secuencias y vamos rapidísimos. Grabamos secuencias de capítulos por separado y no en orden cronológico. El día anterior nos informan del planing de todo lo que vamos a rodar al día siguiente. Cuando tienes la escena te vas al pase de texto, la pasas un par de veces o tres con el director, la coach y el otro actor para refrescarla y después ya vamos a rodar y hacemos dos o tres tomas. Estamos media hora rodando cada escena y ya vamos a la siguiente. Todo esto te da un entrenamiento y ahora me aprendo las cosas mucho más rápido.

Descanso en la serie Seis Hemanas

-Has participado en varios cortometrajes ¿Como ha de ser para ti un buen cortometraje?
No tienes una hora y media, en un cuarto de hora o veinte minutos el espectador creo que es interesante que pase por lugares, que empatice con un personaje, luego al final empatice con otro, o se piense que es una cosa y sea otra. Un buen corto ha de tener un buen guion, que como es corto,  tenga un buen giro rápido y que no sea súper raro. Que el tempo esté bien y que los actores, no hace falta que sean muchos, pero que sean buenos. Que el espectador pueda entender, pueda empatizar con lo que está pasando en el corto. Es un poco como el microteatro, o haces algo que funcione por sí solo, o es aburrido.

Corto: Hope
web serie

-Qué puedes adelantar de la serie de suspense Sé quién eres de Pau Freixas, aún pendiente de estreno.
Ahora vamos a rodar seis capítulos más. No sabemos cuando se estrenará, posiblemente en enero de 2017, después de La que se avecina. Es una serie de suspense, diferente, y muy bien hecha. La música, los actores son genial. Te enganchas a la trama por saber qué ha pasado con la chica desaparecida. Dicen que los espectadores en una serie se suelen enganchan a partir del capitulo tres, sea la serie que sea y con esta pasa eso. Yo salgo en la primera temporada muy poquito, tengo cinco o seis secuencias, pero es como un personaje que enlaza cosas, aunque no salga. Estoy muy contenta y es una serie de Telecinco, espero que no la maltraten porque vale la pena y trabajar con Pau Freixas es un lujo.


-¿Qué te apasiona más, cine, televisión o teatro?
Lo que más he hecho es teatro y me encanta porque salir al escenario, te mueve cosas en tu interior y creo que al actor le gusta interpretar en directo y no delante de una cámara. Me quedo con el teatro pero, me encantaría hacer más cine porque he hecho muy poco

-¿Te fue difícil el desnudo en la obra teatral La luz más oscura?
Nos encontramos con tantos problemas en esa obra que hubo un momento que eso era lo de menos. Además me aseguraron que se haría con la luz muy tenue, así que fue como pa lante tía, y ya está, no pasa nada. Me dijeron que se vería a contraluz, y pensaba en eso. Cuando lo tienes que hacer las primeras veces te da un poco de corte, pero como estoy metida en el personaje… Estoy contenta porque no es fácil y no me costó demasiado, pero ya te digo, si fuese un desnudo con la luz a tope... Tampoco si me estoy suicidando iba entrar en la bañera en ropa interior...

Júlia con Cristina López. Foto: Oriol Colomer Morera

-¿Series de televisión americanas favoritas? ¿Y españolas?
 Me encanto Stranger Things. Ademas estoy deseando que llegue Halloween para disfrazarme de Eleven. Y españolas, es que ahora no veo ninguna por falta de tiempo. Diría Sé quién eres (risas) pero no queda bien. Una que me gusto mucho el año pasado fue la primera temporada fue Merlí. Me enganchó mucho.
¡Hecho!

-¿Con qué actor y actriz te gustaría trabajar?
¡Con muchos! Me gustaría con todos los actores consagrados por todo lo que te pueden aportar desde Eduard Fernández, Javier Cámara, Imma Cuesta, Blanca Portillo...

-¿Una virtud?
Trabajando tengo una buena disposición. Creo que no soy difícil, no pongo muchas trabas. Me gusta que me cuenten y me expliquen, estar abierta.

-¿Un defecto?
Queda muy mal decirlo pero soy impuntual, desordenada y algo lenta al hacer las cosas.

-¿Un miedo?
Hay muchos, pero hablando profesionalmente no poder trabajar como actriz. Me gusta estar activa.

-Una de tus próximas apariciones para 2017 será en Framed, otra película de terror ópera prima de Marc Martínez. ¿Qué nos puedes contar de tu participación en el rodaje?
La rodamos muy rápido, durante tres semanas en una casa en Sant Cugat. Es una película muy gore  de bajo presupuesto. Ningún actor cobra, pero fue muy guapo por que todos somos actores jóvenes, el equipo también. La mayoría eran de Escac. Estuve muy cómoda, me lo pase muy bien y disfruté mucho , todos eramos amigos. Obviamente tenemos que vivir de algo, pero hacer cosas así, salir un poco de Seis hermanas, me airea y me va muy bien. De la película solo he visto escenas, a ver con el montaje porque puede quedar guay y diferente.


-¿Algún proyecto futuro?
Sigo en Seis Hermanas y en breve comenzaremos el rodaje de la segunda temporada de Sé quién eres. 

-Y para finalizar, este es un blog dedicado principalmente al mundo del cómic. ¿Has leído o lees alguno?
Pues no, pero cuando hicimos la obra de teatro Utilitat Programada, que iba de Superheroes, sí que me compre algún cómic de Marvel, pero nunca me he enganchado, no porque no me gusten, o no me hayan atraído. Creo que me molarían, es un terreno a descubrir.

Entrevista realizada en Octubre 2016